El Colectivo Albaina, que denunció la existencia de una cámara de vigilancia sin identificar en el aparcamiento de Estiradors de Sóller, colocada por el Ayuntamiento, ha asegurado que seguirá adelante con la denuncia porque la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) prosigue la investigación.

La entidad ha manifestado en un comunicado su voluntad de “llevar el caso hasta el final”, después de haber recibido un escrito de la AEPD indicando que la investigación continúa.

Noticia completa: www.abc.es